PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

sábado, 25 de diciembre de 2010

UN REGALO NAVIDEÑO MUY ESPECIAL

Por: María Teresa Fuenmayor Tovar
mariateresafuenmayort@hotmail.com

-"Jesús hablo muchas veces en parábolas y..." la voz de su profesor de "Educación de la fé" se fue diluyendo en la maraña de pensamientos que iban y venian por su cabecita hasta que el ruido interno acalló totalmente las voces del exterior. No era una chica introvertida, todolo contrario, su mamá la criticaba en broma con la fulana expresión de que era "...más salida que un balcón". Sòlo que hoy estaba ansiosa por resolver algo que le parecía mas enrevesado que las parábolas de Jesús.
Recordaba las palabras de su tía Matilde a su mamá, en un casi murmullo, sin embargo, haciéndose la dormida había logrado captar como el 80% de la conversación, el otro 20% (¿O eran 25...¡Era tan mala en matemáticas!) lo habia completado su intuición.
Su tía insistía: "-Tienes que ir dándote cuenta que Rosa es ya casi una señorita, el día menos pensado se te enamora, se te casa y te quedarás más sola que la una.Ese señor es serio, se ve responsable, trabajador, practicamente adora el suelo que pisas...y estoy segura que no te es indiferente...¿O me equivoco?"
-"Matilde, todos esos argumentos que tú estás esgrimiendo yo misma me los he planteado, pero...me da miedo. Justamente por ser Rosa casi una señorita...debo cuidar qué ejemplo recibe en casa...ahora se ven tantas cosas raras por ahí...¿Con qué cara le diría..."Tengo novio"? Y si no resulta...me va a ver saltar de su papá a otro señor y...no, que va a creer que las cosas son así. Yo fuí educada a la antigua y quiero, en la medida de lo posible, inculcar los mismos valores a Rosa...sin caer en exageraciones, logicamente"
-"Pero, mijita...será un buen ejemplo para ella verte como una mujer que ha sabido ser independiente, que si cuando enviudó se las arregló para ser papá y mamá...no por ello olvidó ser mujer...¿No crees que esa es también una enseñanza importante para ella?"
En ese momento sonó el teléfono, la conversación se trasladó a la sala...ya no pudo enterarse de más...Pero le había causado gran inquietud. Quería ver a su mama feliz. Verla reir como cuando su papá vivía. Saberla protagonista de una historia de amor en lugar de hacerla sentir celosa, la alegraba...Con razón su madre tenía a veces esa chispa distinta en los ojos al hablar por teléfono...con razón las salidas misteriosas...
Tenía qué averiguar de quién se trataba...y ayudarles. ¿Cómo hacer? ...!!!
Pasaron los días, que se convirtieron en semanas...Llegó la época navideña...Y con gran esfuerzo logró Rosa averiguar la identidad del enamorado de su mamá...sabiéndolo ya, fué a hablar con su tía Matilde.
Fué una conversación linda, fructífera, alegre...ambas de acuerdo se dieron un abrazo al final de la misma.
Esa noche era Nochebuena de Navidad. Como todos los años ella y su mamá no se habían perdido una Misa de Aguinaldo, habían pintado la casa, armado el pesebre y colocado también el arbolito .
Sin embargo, bajo el arbolito había un solo regalo y no dos como era costumbre...¿Por qué? Vayamos unos días atrás y veremos a Rosa y su mamá conversando...
-"Mamá, tengo qué decirte algo importante..."
-"Si, mi amor, dime, cuéntame."
-"Este año te voy a pedir un regalo muy especial..."
-"Ay, corazón, que no vaya a ser un blackberry o algo así...tu sabes muy bien que mi presupuesto..."
-"Ay, por favor, no,tranquila. Justamente de eso se trata...no quiero que me compres algo material. El mejor regalo para mí, será que me permitas traer para la cena de Navidad a...alguien que...quiere pertenecer a nuestra familia...y que...bueno, yo deseo que sea así...pero necesito que tú le des el visto bueno".
"Santo cielo-pensó Marley-su niñita de ayer ya había crecido...cuando pasó?"- Trató de conservar la serenidad y con la voz más natural que pudo le dijo.
"-Está bien...no faltaría más...pero quién es...? Eso de...pertenecer a la familia...son palabras mayores, es decir..."
No supo cómo continuar y se le quebró la voz.
Rosa rió:
-"Tranquila, mamá, será una sorpresa para tí...no quiero decirte nada antes de Navidad, así que...nada más espera que le conozcas...estoy segura que ...le aceptarás..."
-"Bueno, en todo caso...quien tiene qué aceptarle eres tú...sólo que eres tan joven todavía para un compromiso formal..."
-"Okey, mami, tranquila, hablamos después de la cena navideña...¿Okey?"
-"Okey"
Rosa insistió con su madre que ese sería su único y gran regalo y no dejó que le comprara otro obsequio, por eso había un solo paquete bajo el arbolito.
A las ocho en punto sonó el timbre...Marley fué a abrir. Las voces del grupo gaitero "Maracaibo15" llenaban el ambiente. El olor a hallacas y pan de jamón se entremezclaba con el de las nueces.
Cuando Marley abrió se encontró con el hornero de la panadería de la esquina. Sin embargo, se veía que no estaba en labor en ese momento, pues venía vestido muy formalmente y llevaba un ramo de flores en ua mano y una botella de Ponche Crema en la otra.
Marley se puso nerviosa:
"-Saul, ¿Qué haces aquí? Te he dicho..."
En ese momento llegó Rosa...
"¿Quién es, mamá?"
Marley no supo qué decir, entonces Rosa soltó una carcajada mientras abrazaba a su madre diciéndole:
-"¡Gracias por mi regalo!"
-"¿Qué? No entiendo nada:"
Saul carraspeó y dijo:
-"Marley, acá en frente de tu hija te pido formalmente que te cases conmigo ...para que formemos una familia"
"-Y yo te repito...gracias por tu regalo, mami"
Marley entendió y rió mientras sus ojos se humedecían por unas lágrimas de alegría que terminaron saliendo sin que por ello se sintiera avergonzada por no ser los suyos los únicos ojos que lloraron esa noche.

No hay comentarios: