PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

martes, 22 de marzo de 2011

UN FANTASMA ENOJADO


Por: ERIC GARCIA
OCUMARE DEL TUY-
geric_2005@yahoo.es


Un domingo la página Echa tu cuento del diario capitalino “Últimas Noticias” publicó mi escrito Cosas que se Mueven. El mismo relataba cosas aparentemente inexplicables que sucedían en mi apartamento. Muy temprano recibí con el periódico en mano la visita del Sr. Leo, un vecino y gran amigo que hacía comentarios sobre la veracidad del relato. Le serví un café mientras yo tomaba  agua. Sorprendentemente cuando colocábamos la taza y el vaso sobre la mesa, estos comenzaron a moverse lentamente en forma desordenada. Después de observar aquello no hizo más preguntas, sólo atinó a decirme: brujo.
Durante el resto del día y la noche continuaron escuchándose ruidos que llamaban la atención por lo continuo, aproximadamente a las 9 de la noche me senté ante la computadora a revisar los correos, fue muy grato leer  mensajes de amigos y familiares e quienes no había sabido en mucho tiempo. Me preguntaban si era el mismo del cuento. Luego, a medianoche escuche inusuales ruidos de platos fuera de la cocina, en ese momento se me ocurre la inverosímil idea de que al supuesto fantasma no le había gustado el cuento, que estaba enojado. Ante tales circunstancias opté por insultar a la nada cada vez que escuchaba algo raro, por tal razón me gane una llamada de atención familiar, mi esposa  me recriminó que si me estaba volviendo loco.
Al día siguiente muchas personas se acercaron por la oficina para asuntos de trabajo, entre ellas  la Directora de un Liceo que había leído el escrito, me recomendó que no insultara a los fantasmas tal como lo describía sino que pidiera por su eterno descanso y les rezara mucho. Al principio no tomé en serio la recomendación pero ante la insistencia de los ruidos decidí hacer las oraciones y súplicas. Mientras rezaba sentí que el cuerpo se me erizaba, sentía miedo. Asombrosamente a partir de ese instante no se  escucharon cosas extrañas  hasta hoy 01 de noviembre, día de los muertos cuando desde una caja vacía se escucharon varios toquecitos y algunos pasos alrededor de la mesa del comedor.

COMENTARIOS A ESTA ENTRADA:


Carloslucero dijo...

Aunque se preste para la jarana, el relato hace referencia a un aspecto trascendental de la vida y digno de ser tenido en cuenta. Con las experiencias que solemos tener en nuestro grupo de orientacion del Mensaje de Silo, suelen darse estas confirmaciones sobre la capacidad del ser humanos para trascender su cuerpo, luego de la experiencia de la aparente muerte. Me llamo la atencion que "mientras rezaba, el cuerpo se me erizaba". Es una manifestacion de la energia con la que contamos para trascender. 1 de julio d e 2012 11:00

1 comentario:

carloslucero dijo...

Aunque se preste para la jarana, el relato hace referencia a un aspecto trascendental de la vida y digno de ser tenido en cuenta. Con las experiencias que solemos tener en nuestro grupo de orientacion del Mensaje de Silo, suelen darse estas confirmaciones sobre la capacidad del ser humanos para trascender su cuerpo, luego de la experiencia de la aparente muerte. Me llamo la atencion que "mientras rezaba, el cuerpo se me erizaba". Es una manifestacion de la energia con la que contamos para trascender.