PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

lunes, 16 de mayo de 2011

EXPEDICIÓN AL RÍO TURBIO




 Por: ALONSO DAVILA SIRA
al-da-4@hotmail.com
Barquisimeto,Estado Lara,Venezuela

Màs de nueve lustros han pasado de una expediciòn fallida que partiò desde las laderas de la meseta donde se aposenta la ciudad de Barquisimeto, por los lados del Barrio Cruz Blanca ,por quebradas secas, en verano, pero que permiten llegar a las orillas del cauce del Rio Turbio, el de las aguas turbias. Hoy dia siguen buscando la etimologìa de su nombre, la ùltima dice que su color se debe a una hierba llamada Bari, allà los eruditos, dicho cauce riega el Valle de las Damas, hoy manzana de la discordia entre propietarios  y el Estado venezolano.
En dicha geografìa, tres aventureros menores de los quince años de edad: Alex, Jesùs y quien escribe, apertrechados con fondas,cuchillos,cantimploras, y tremenda hacha al cinto, de vituallas: galletas de soda, nos lanzamos hacia las riberas del cercano rio.
Conociamos le existencia de pandillas de zagaletones, emboscadores de inocentes exploradores, y el rumor de la existencia de vigilantes privados, armados con  escopetas cargadas con cartuchos con sal de contenido, causantes de heridas que se convertìan en ùlceras crònicas de dificil curaciòn.
Ya en la orilla del rio, previo baño, procedimos al cruce del cauce. Ya a lo lejos veiamos los sembradios de caña de azucar, porque nuestro objetivo era regresar a nuestras casas cargados de tan sabrosos y suculentos tallos. Ya en el centro del cauce, nos sorprendiò una repentina crecida del rio, de seguro habìa llovido torrencialmente en las cabeceras y nos arrastrò varios metros,lanzandonos providencialmente contra un arbol caido, quizàs en creciente anterior, logrè subir. Alex en el desespero atinò a asirse al mango del hacha que colgaba de mi cintura y a Jesùs lo agarre por su abundante cabello y asì, a gatas, logramos llegar a la orilla opuesta.
Despues de semejante susto, caminamos varios kilòmetros y al regresar a  la civilización, atravesando el puente - hoy en peligro de caerse-, pasamos por el poblado de Santa Rosa, habitaciòn de la Venerada Imagen de la Divina Pastora, quien, quizás se apiadò y ayudò a estos niños exploradores.


Temerosos llegamos a nuestros hogares, llevando la peor reprimenda Jesùs,ya que perdiò su par de alpargatas nuevas,las cuales mi padre vendìa en 2 Bolivares de esa època.
Ahora a los 6O añitos se los cuento,....Suerte?.......Na Guarà
.
SITIO WEB DE LA IMAGEN:
Río Turbio: http://www.aporrea.org/contraloria/n143259.html
NOTA: Esta crónica fué publicada el domingo 30 de enero del 2011 en la columna Echa tu cuento del diario venezolano Últimas Noticias  y compartida gentilmente por su autor  con los lectores de Para almas sensibles.

No hay comentarios: