PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

domingo, 12 de junio de 2011

AMIR



Autor:Alonso Davila Sira
al-da-4@hotmail.com
Barquisimeto.Venezuela



Todo humano guarda en lo mas profundo de su memoria algùn personaje conocido durante su vida, especialmente de su lejana infancia. Amir, fuè mi personaje, lo conocì a principios de los años 60, en el Colegio de los Hermanos Cristianos, llegados a mi ciudad a principios del siglo 20.
¿Còmo olvidar ese enorme patio cuadrangular?, rodeado por dos pisos largos de ladrillo, la Iglesia a un costado y la vista hacia el Valle del Rio Turbio y un sòtano..cobijo de un Museo de Historia Natural con osamenta de animal antediluviano, un Megaterio incluido.
Amir llegò a mediados de año escolar, aproximadamente con 12 años de edad,un poco mayor al resto de los compañeros, de poco hablar, con acento diferente al nuestro, un fìsico fuerte y de mirada amenazante, ojos negros, cejas abundantes y un mechòn que le caìa cual cascada sobre su cara.
No era muy amistoso, parecia, a veces ignorarnos o repelernos.
Pronto nos enteramos...¡ Era àrabe!
A mis cortos años dicha palabra representaba  lejanìa geogràfica y misterio solo conocido en las pàginas de El Almanaque Mundial de Selecciones, comprado año a año por mi madre. Igualmente me transportaba a la Historia Sagrada estudiada en el colegio: luchas entre egipcios y hebreos, la batalla del pequeñìn David contra el filisteo Goliath.  Imaginaba el Libano por los altos y robustos cedros traidos a Israel para construir el gran Templo de Jerusalem.
Màs cercano en el tiempo recordaba las batallas entre ingleses y beduinos, en el desierto,en bellos caballos àrabes de cabalgadura. De labios de nuestros mayores oìamos el apellido Nasser, un lider unificador àrabe y la palabra RAU, que identificaba la uniòn de egypto y Siria.
¡Alà es grande y misericordioso!  gritaban los àrabes antes de su lucha con los infieles.
Volviendo al colegio, cierto dia, durante unaltercado con varios de mis compañeros, yo llevaba la peor parte, cuando de repente Amir arremetiò contra el grupo y rescatò a este "flaquito".  Me dejaron en paz  y desde ese momento  el àrabe  fuè el amigo-protector.
Finalizò la primaria y la secundaria pero a mi protector siempre lo saludaba en las avenidas del centro de la ciudad.  Bastante fornido, regular estatura, hosco, serio y su infaltable mechòn de cabello sobre su cara.
En cierto encuentro me platicò que se dedicaba al negocio de su familia: el comercio.
Yo me fuì del pais a mis estudios universitarios, pasaron años, pero ya de regreso a mi ciudad, esporàdicamente nos saludàbamos; existìa,  creo yo, cierto cariño entre ambos.
Cierta mañana oigo por radio noticias de un enfrentamiento armado entre un sujeto y la autoridad policial,  y al otro dia el diario de la ciudad informaba y narraba como el sujeto al verse pobre en municiones, se enfrentó con armas de fuego en ambas manos y fuè abatido por las fuerzas policiales.
Supuestamente era el cabecilla de una banda delictiva.
Para mi sorpresa y dolor, el sujeto abatido se llamaba  AMIR.
 SITIO WEB DE LA IMAGEN: http://consultoragin.blog.arnet.com.ar/tag/Desierto%3B+Sahara%3B+Agua

No hay comentarios: