PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

sábado, 25 de junio de 2011

EL ADIVINO DE LA ESQUINA




Por : Abraham Bogado Blanco
Valencia, Edo. Carabobo, Venezuela
@writerbogado
abraham_bogado_15@hotmail.com
                                       Las ciudades llenas de personas que dicen adivinar, era algo que estaba ajeno a mí hasta que una vez ,mientras caminaba al cumpleaños de un amigo, tropecé en una esquina con una que en trance dijo “-Hoy tú y tu amigos van a conocer el amor”. Yo me reí y simplemente seguí hasta llegar donde Andrés el cumpleañero, allí estaban su hermana Jena, Claudia y Bob. Les conté pero me dijeron que lo ignorara, pues no teníamos planes de salir del apartamento así que nada se cumpliría.
 Pensando en el adivino, revisé el internet para comprobar si había personas con esas capacidades. Luego, picando la torta, fuimos visitados por los padres de los chicos, les dieron un gran abrazo ya que tenían dos semanas sin verse  -"Mañana comienzan la universidad, qué bueno". Yo me incomodé pues aún no tenia respuesta. 
Debido al alcohol las cosas entre Claudia y Bob se habían calentado tanto que hasta se alejaron para besarse pero en seguida se detuvieron se vieron bien y decidieron no arruinar su amistad. Yo mientras vi que era hora de regresar a mi pueblo pues no tenía residencia. Busqué en internet de nuevo las admisiones y al quedar, una sonrisa y alivio habían llegado a mi -"Entre a la universidad"-dije-. 
Me despedí y bajé a buscar un bus para el terminal. Me fijè si el adivino estaba allí, pero después me di cuenta que quizás interpreté mal las cosas, ¿Que tal si el amor de la vida son nuestros padres que están siempre allí, o un amigo que te cuida, o una carrera que sabes que cuando la cursas te casas con ella hasta que mueres? Quizás eso es un estilo de amor desconocido, quizás él trataba de decírmelo. Confieso que en el terminal conocí a una chica y nos hicimos novios por dos semanas. Pero quién sabe, la ciudad espera, quizás el futuro pronto esté de mi lado

NOTA: Para leer más escritos de Abraham Bogado, accesen a su blog:
http://writerbogado.blogspot.com/
SITIO WEB DE LA IMAGEN: http://www.funtener.org/viewtopic.php?f=11&t=256346&view=next

COMENTARIOS A ESTA ENTRADA:
   
Gracias María Teresa Fuenmayor por hacerme parte de tus escritores. Es un gran honor... Saludos y visiten mi blog :)
Abraham Bogado

RESPUESTA:

Gracias a tí, Abraham, por compartir con nosotros tu escrito tan agradable, breve, gracioso y que a la vez nos invita a reflexionar. Por supuesto que seguiremos visitando tu blog. Un abrazo fraterno.
María Teresa

1 comentario:

Abraham Bogado dijo...

Gracias María teresa Fuenmayor por hacerme parte de tus escritor es un gran honor... Saludos y visiten mi blog :)