PARA ALMAS SENSIBLES
"NADA HUMANO ME ES AJENO" Publio Terencio Africano (194 a.c.-159 a.c.)

CORREO ELECTRÓNICO DE CONTACTO:

Correo electrónico de contacto: vozdevilladecura@gmail.com

LA FOTO DE LA CABECERA

La foto de la cabecera ha sido tomada de http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=8563

LO QUE NO PUBLICAMOS.

- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos ni algùn otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación de prácticas ilegales.

PUEDES TWITTEAR DESDE AQUÍ. SÍGUENOS EN @delatierratoda

miércoles, 23 de noviembre de 2011

SOMBRAS




Por Juan Antonio Nkono
Bata, Guinea Continental, África

Soy un perfil recortado
contra el sol del infinito
una sombra, con la conciencia
de no ser más que sombra
arrastrando mi indeterminada figura
con el peso de los milenios acuestas.
Soy el desierto de mi propia soledad...
la soledad de los que no tienen rasgos
ni rostro, ni color, ni calor
...la soledad de la piedras

El mundo se va oscureciendo
llevándose consigo la vida
el ahogo y las tristezas
el tiempo se detiene en la nada
y las almas se precipitan al vacio...
¿dónde están los otros
o acaso fuimos siempre sombras,
piedras, sales y el vacio,
y la razon del ser y del no ser?
...un sueño

El amor tambien pasó
raudo abrazando al odio
¿qué queda?
tras de sí, una rara estela
que invita al sueño
y como en un sueño
la importancia, el pasado
y el presente ya no son
sino sombras fugitivas
de una vida lejana.

El desierto de sal
cuyo horizonte encarnara
toda una existencia
de sueños, sombras y afanes
va quedando cristalizado
en un espejismo de su propia sombra,
es el fracaso de la misma existencia.
El fracaso de la vida y la muerte
¿la muerte?
...la sombra del espejo
mi yo se va quedando en el tiempo
con la seguridad de convertirse
poco a poco en el mismo yo,
que es la nada.
Mi sensacion del presente-pasado
es tan vaga
que no se si soy, fui o seré
o simplemente nunca he sido
soy la piedra o el universo,
me voy uniendo al gran todo
que es la creación.

Más escritos de Juan Antonio Nkono en

No hay comentarios: